Bienvenidos a

El andén volátil

Home / La radio / La identidad

La identidad

identidad

Emociona el “te oigo cada mañana”. Siempre digo que prefiero al que me escucha pero, qué narices, la cosa te pone igual. “Te hacía más mayor”, “pensaba que eras alta y corpulenta”, “¿Morena?” -corramos un tupido velo a mi crisis de los 20 y del rubio platino-. Es la magia de la radio, esa ventana a la imaginación. Por un lado está el oyente que, normalmente de manera inconsciente, dibuja un rostro y un cuerpo acorde con la voz que le llega. Y de su experiencia, claro, puro empirismo inglés. Porque lo grave y profundo es grande y robusto; lo agudo tiende a asociarse a una talla S y a tratamientos contra el acné -dejad que exagere, que es mi historia-. No siempre es así, menos aún desde que Internet es lo que es y te deja en evidencia en esa cena cuando cualquiera puede comprobar al instante que, efectivamente, Carmen Sevilla no ha muerto.
Hasta los periodistas más modestos tienen fotos derramadas por el éter virtual.
Muchos ya no han de imaginar al que está detrás del micrófono, pero yo sí que pienso en los que saltáis de la cama cuando ruge la sintonía del programa o en los que deambuláis hasta la ducha después del parte meteorológico. ¿Cómo sois? ¿Nos despertamos juntos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

>> <<

Uso de cookies

Este es el típico aviso de que usamos cookies para mejorar tu experiencia. Puedes ver nuestra política de cookies. Si quieres saber que es todo esto de las cookies, usa este enlace para más información.

ACEPTAR